El 75% de los alumnos que ha tomado el curso “Potenciación de Talentos”, ha llegado muy motivado después de leer este libro, lo mismo ha ocurrido a los padres que se han entusiasmado en matricular a sus hijos.

Son muchos los jóvenes que después de leerlo se han interesado sinceramente en el “Autorescate y Autosuperación” a través de la lectura, han empezado a disfrutar leyendo y aprendiendo toda la sabiduría que entregan los libros.La pregunta clásica: “¿después de este libro qué debo leer?Ya tenemos la respuesta:

El viaje del Escape

Una novela autobiográfica apasionante, donde Benjamín del Real nos muestra desde su nacimiento, infancia y adolescencia sus esfuerzos, sufrimientos y desilusiones por ganar el cariño y reconocimiento de sus pares y de su padre. Como adolescente se siente libre y acepta todas las propuestas para evadirse de sus carencias y toma decisiones motivado por la rebeldía. Benjamín cautiva por su forma de ver la vida, su pasión por la búsqueda de la verdad, se maravilla con todo lo que está en este planeta y a nuestro alcance, sólo basta proponerse para poder disfrutar y estaremos condenados a ser felices. En Playacar, México, conoce a Andrea Amenábar y Renata Montebianco y comparten una aventura cósmica espectacular en las ruinas mayas de Tulúm y Chichén Itzá. 

Descubre su angustia, teniéndolo todo no aman la vida ni lo que hacen, y eso lo desespera pues ve que la solución es fácil y la tienen en sus manos, siente que puede ayudarlas, se propone a escuchar su voz interna y descubre su verdadero talento, “La orientación existencial”.

Percibe la tristeza espiritual de los jóvenes, que se “escapan a otros países” creyendo que así todo se solucionará, pero a poco andar se dan cuenta que se llevan en la maleta sus problemas sin resolver, sus neurosis, carencias y frustraciones. Les enseña a ver la “realidad” como es y no como la quieren ver, y que “lo bueno para mí no es lo bueno para ti”. Poco a poco descubre que muchos jóvenes están derrotados a los 20 años sin siquiera luchar, deambulan sin amor por carreras que no los motivan, lo hacen sólo para dar gusto a sus padres y no sentirse vagos y les muestra una ventana cuando tienen todas las puertas cerradas. Benjamín sostiene que al tomar cualquier desafío con fe, talento y entusiasmo el éxito es seguro.

Prólogo

Los seres humanos buscamos, por distintos caminos la paz y autorrealización, pero obtenemos resultados en general desconcertantes e insatisfactorios. Se piensa que la humanidad avanza en lo que parece ser un camino de desarrollo, prosperidad y bienestar y por lo tanto nos encontraríamos en el camino que lleva a la deseada felicidad.
Cómo explicar entonces tantas señas de infelicidad, desajuste
, violencia, tristeza, desadaptación, alcohol y drogas que acompañan a las aparentes señas de mejoría económicas y materiales. Estos desconcertantes efectos parecen manifestarse más significativamente en la juventud de hoy de nuestro país, algunos con más bienes materiales a su disposición que otros pero ambos grupos con una aparente falta de intereses y motivaciones que siembran una gran sombra de duda sobre la cercanía a la felicidad que nuestra sociedad estaría accediendo con el crecimiento y desarrollo económico.
En el complejo mundo actual, donde se confunden con facilidad los caminos del llamado bienestar con aquellos de la autorrealización personal, la confusión no solo alcanza a una importante proporción de los adultos; sino que es entre los jóvenes donde alcanza un efecto devastador. Es en este entorno dónde reflexiones y más importante aún, propuestas como las esbozadas en esta” Novela” constituyen una estimulante alternativa ,una luz y guía para mirar desde otra perspectiva la búsqueda de la felicidad por parte de la juventud y especialmente el papel que los padres juegan o deben jugar en ella.
El autor juega en su relato el doble papel de joven primero , con todas sus inquietudes, ideales, motivaciones, frustraciones y dolores; y adulto, padre y guía después, con el fundamental objetivo de ofrecer a la juventud un camino, donde pareciera no haber ninguno. Camino que no se muestra fácil sino que exige la disciplina y esfuerzo personal para recorrerlo y alcanzar el logro cualquiera que este sea; como parece mostrarlo la 
experiencia y recomendaciones del autor.    C.D.B.

Biografia del Autor

Diego de la Rivera Ruiz, nació en Iquique en 1952, casado desde el año 1978 con Carolina Vásquez Dagnino, 2 hijos Diego y Benjamín.

Su vida es muy semejante a la de su personaje Benjamín del Real, amante de los   deportes desde niño pasando por el Fútbol, Rugby, Tenis, Triatlón, y Golf. Sus pasiones son la lectura y la música, en especial el piano, instrumento que estudia hace ocho años. Ha trazado un exitoso camino en su  profesión y en el ámbito de las Relaciones Humanas, sus estudios e investigación por más de 20 años, lo llevaron a escribir este libro. Su experiencia abarca el Control Mental, estudio de la naturaleza Humana, filosofía Zen  y la sanación existencial en especial de los jóvenes, su visión se anticipa a su tiempo.

Actualmente dicta cursos y charlas, su misión consiste en despertar el amor por la sabiduría, autosanación y éxito en las personas. Sus programas abordan diversos temas, paseándose por las virtudes, control de la mente, fe, autoestima, comunicación, éxito, entusiasmo, ganarse a si mismo y por sobre todo encontrar nuestro propio talento, ya que todos venimos a esta vida a desarrollarlo y cumplir nuestra misión. Esto nos conduce al autoconocimiento y autorrealización. Entre sus alumnos figuran ejecutivos de empresas, profesionales de la salud, deportistas, empresarios y estudiantes que se sienten presionados por su futuro, a quienes se les ha inculcado “Tener” y no “Ser”, pero poco a poco van descubriendo que otra cosa es crecer, transformarse, conocerse y  por consiguiente ser felices.

Quiero "El viaje del escape"

Valor del libro: $25.000.-

El Caminante

Invierta en usted mismo y desarrolle  su proyecto personal

Usted que es un buscador permanente de crecimiento y desarrollo personal, que desea invertir en usted mismo para lograr la excelencia y autorrealización, probablemente tiene en su mano la pieza del rompecabezas que hace tiempo anda buscando.

Este libro es una guía fácil, clara y apasionante para entender que todo lo creado por el hombre se desarrolló como Idea, Pensamiento y Acción. Es una aventura, un desafío, un viaje interior mágico, una caminata espiritual apasionante donde podrá autodescubrir el potencial increíble de herramientas para su progreso personal que está a su disposición y que no usa.

La visualización moviliza todos sus recursos y fuerzas internas focalizándolas en un objetivo, constituyéndose así en una de las causas más importantes para lograr el éxito.. De esta manera se despierta ese “Genio Interior” que es el que hace las “Genialidades”, le Entusiasma, da Energías, desarrolla la Voluntad, la Fe y le enseña cómo materializar su “Proyecto Personal” para autorrealizarse y ser feliz.

Prólogo

En algún momento, hasta la mente más inquieta choca contra un muro de cemento, a pesar de haber aplicado la lógica en su grado máximo. La racionalidad sola no llega a ninguna parte.
Otro tanto sucede con la intuición, siempre censurada, cuya sola mención puede levantar sospechas. Qué decir del hambre del espíritu, que se da vueltas por nuestra conciencia, como un puma atrapado, mascullando su naturaleza herida.
A cada persona que tiene hambre, Diego de la Rivera le dice “enséñale a caminar a tu espíritu”. Es la respuesta para el hambre de saber y también para el apetito de ser, las ganas de convertirse en, la urgencia de saberse vivos en una existencia que muchas veces, demasiadas veces, parece una escenografía.
El viaje que propone Diego de la Rivera, es sólo de ida. Y hay que ir solo, porque en él se aprende a escuchar las preguntas y respuestas que generalmente nos atontan al no saber cómo asumirlas. Hay que ir solo, debido a que este viaje no conduce a un lugar específico, sino que es en uno mismo. Adentro, en el espacio que vive todo lo que somos y lo que podemos ser, en el espacio que habitan también los misterios y las certezas. Respiración, visualización, genio interior y acción voluntaria perfecta, son las palabras que empiezan a denominar en sus páginas todo aquello que hasta ahora sólo habían sido intuiciones pronunciadas en voz baja.

La angustia y la ansiedad, la culpa y el temor, la rabia y la desesperanza parecen dominar una parte importante de las decisiones que tomamos en la vida contemporánea. Y en un entorno teñido de los calificativos de éxito y fracaso, donde la duda no tiene espacio y la reflexión suele ser considerada una pérdida de tiempo, todo nos apura para que hallemos la manera de ser eficientes en cada plano posible.
La invitación de Diego es a recuperar nuestra intuición y dejar de tenerle miedo a las preguntas. Este paseo es un reencuentro con lo que sigue latiendo de nosotros mismos, escondido entres miles de caretas y estrategias de supervivencia que subvaloraron al espíritu y sus fortalezas. Es una alternativa poderosa que despierta, por ejemplo, la mente, para que se haga cargo de desanudar aquellos conflictos que nos amarran a una humanidad escuálida y carente de sentido.
Diego de la Rivera nos hace recordar una serie de conceptos y verdades que estaban, silenciosas, debajo de nuestra piel, inaudibles en la coda de nuestras frases, censuradas en nuestras percepciones y anuladas por un hemisferio izquierdo (racional) avasallante.

Romina de la Sotta Donoso
Periodista

NOTA DEL AUTOR

¿Qué somos?
Todas las personas que habitan este planeta tierra tienen sus propias creencias científicas, filosóficas y religiosas acerca de qué somos, y pueden dar una respuesta relativamente fácil, pero si les preguntamos ¿Qué es el  Espíritu?, las respuestas son más variadas y confusas, porque  nos referimos a otra cosa que no es tangible, que vibra a una frecuencia superior a la de la dimensión física y es la realidad superior.
El mundo material, que muchos siempre hemos creído que es el “mundo que existe”, el “mundo real”, se conoce sólo a través de los órganos de sentido como son vista, gusto, oído, tacto y olfato, son los que nos entregan toda la información y el conocimiento de lo “material”, de lo “tangible”; esta información entra como dato al hemisferio izquierdo de nuestro cerebro, que es el que razona, el lógico, el que “piensa”. Es la mente racional.
Pero, ¿qué pasa con toda esa otra información que nos llega, y no por vía sensorial, como por ejemplo lo que “sentimos”, “el amor”, “la intuición”, “las sensaciones”, “los presentimientos”, “la pasión”,   y todas “las emociones” que estimulan nuestra mente emocional y nos hacen “sentir”?
Todos estos estímulos llegan  por otras vías, que no son precisamente los órganos de sentido, son extra-sensoriales, y estimulan el hemisferio derecho de nuestro cerebro, a través del cual entonces podemos “sentir”.Lo que está claro es que “pensamos” y “sentimos”, que son los dos mecanismos de percepción del mundo, de las personas, de las cosas, de las distintas situaciones; siempre estamos “pensando” y “sintiendo”.
¿Usted cree que todos los seres humanos pueden “pensar” y “sentir” de la misma manera?, ¿serán todos los estímulos iguales para todos: el universo, el mundo, el clima, el sol el mismo?
Sería eso algo imposible, ¿cierto?
Todas las personas son una historia, un mundo, un universo distinto, ya que tienen percepciones, comprensiones, sensaciones y emociones desiguales ante el mismo estímulo.
Los padres educan a los hijos tratando de que “piensen” y “sientan” como ellos, que tengan sus escalas de valores, de gustos y de preferencias iguales a las de ellos. Si los gustos y valores de los niños son los mismos de los padres, dicen que son niños “modelos” y se sienten muy orgullosos, pero si son distintos o contrarios, los critican, juzgan y condenan, muchas veces negándoles incluso el apoyo en sus “Proyectos Personales”.
En la antigüedad, en algunas culturas el primogénito debía tener el mismo oficio que el padre, y al resto de los hijos se les asignaba una profesión, independiente de si les gustaba o no.

Incluso a las niñitas las casaban por arreglos de familia, la mayoría de las veces sin siquiera conocer al novio, a jóvenes los metían en seminarios y conventos para ser religiosos, o al ejército sin siquiera preocuparse si tenían vocación o no.
¿Les parece eso justo?
La verdad es que hemos evolucionado mucho al respecto, pero así y todo aún estamos en pañales en lo referente a la empatía.
Cuando uno es empático, piensa y siente como el otro, entonces, ¿cómo es posible que tomemos decisiones por nuestros hijos sin siquiera pensar y sentir como ellos? ¿No deberíamos, al menos con nuestros hijos, dejar un momento nuestra posición y ponernos en la de ellos para ver el mundo desde ese punto de vista?
En primer lugar, los padres deberían comprender que los hijos son 50% mamá y 50% papá, es cosa de analizar el árbol genealógico no más, y se darán cuenta rápidamente que no pueden ser iguales a ellos.
Todas las personas son una historia especial, única y maravillosa, por lo cual estimo que todos alguna vez deberíamos escribir un libro, que es una experiencia mágica que nos hace viajar en nuestro árbolgenealógico para conocer a nuestros antepasados sin juzgarlos, nos transporta hasta lo más profundo de nuestros actos, sentimientos, emociones y pensamientos.
Deténgase un momento a pensar, si usted escribiera su libro, ¿de qué se trataría? ¿Sería una autobiografía? ¿Una novela autobiográfica? ¿Una novela histórica? ¿De ciencia ficción? ¿O quizás de una aventura espiritual?
¿Qué tan lejos está de concebir esa Idea, transformarla en Pensamiento y después materializarla en Acción?
¿Si se propone hacerlo, en qué chocaría?, ¿qué dificultades tendría?, probablemente me dirá que no tiene “tiempo”.
Dharma se traduce como “Pago de Dios o reparación”.
Todos tenemos un “Dharma”; es decir, una misión de vida, seamos o no conscientes de ella.
La gravedad existe, independiente de que se conozca o no la “Ley de Gravedad”, los cuerpos gravitan igual.
Algunos “piensan” como han “vivido” y otros “viven” según como han “pensado”. Nuestra misión está íntimamente relacionada con nuestros “potenciales”, con nuestros “talentos”, la “gracia” y habilidades que recibimos, por lo tanto si logramos “alinear” estos dones con nuestra verdadera misión, estaremos totalmente “conectados”.

Nuestra misión está relacionada con nuestras capacidades. Como seres humanos, cada uno de nosotros tiene capacidades únicas que nos permiten contribuir, servir y ayudar a los demás. Por lotanto necesitamos hacer nuestra carta de navegación y dirigirnos hacia dónde tenemos que ir. Esto implica tomar riesgos y asumir costos y alivianar el equipaje para poder volar alto. Pero el resultado no sólo nos hará más felices sino que nos permitirá sentir cómo contribuimos con un grano de arena a mejorar el mundo.
Una vez que usted esté de acuerdo 100% con usted mismo, recién entonces desarrollará la “Voluntad”, y en este caso podemos denominarlo como “Acto Voluntario Perfecto”, (pensando y sintiendo de la misma manera, con las dos mentes de acuerdo sin pelear), pero si esta “Voluntad” no está alineada con la voluntad del Sistema Mayor, con la gran energía, la energía universal o como quiera llamarle, estará luchando solo contra toda la energía del universo.
Si va contra la corriente, es imposible que todo empiece a marchar bien. Imagine la cantidad deenergía gastada en esta lucha sin destino.
Sólo a través de la Inteligencia Infinita podremos saber si nuestra Voluntad está alineada con la del Sistema Mayor.
Este libro lo he podido escribir ahora debido a la gracia de Dios que ha puesto su voluntad alineada con la mía, a todos mis amigos, alumnos de mis cursos y Coaching, a los que les presenté mi proyecto de materializarlo, me estimularon y ofrecieron incluso comprarme el libro antes de hacer la impresión. Cuando estás alineado en tu cuerpo físico, mental, emocional y espiritual, tu actitud acerca de la consecución de tu objetivo será positiva y sentirás a las demás personas como soportes para este logro. Te empezarán a suceder cosas insólitas. Tendrás experiencias que apoyarán tu punto de vista y que te indicarán que tu voluntad y la voluntad divina están de acuerdo. Verás la voluntad de tus amigos y conocidos alineada con la tuya. Todo se mueve a tu favor.
Cuando me propuse ayudar a los demás a ser felices, a autorrealizarse y a autodescubrir su verdadero potencial, pensé ¿qué voy a poder lograr solo?, si es tanta gente, prácticamente el mundo entero, ¿qué puedo lograr si sólo puedo ayudar a unos pocos?, ¿cómo es el mundo?, ¿es bueno o malo?, ¿la vida es sufrimiento o dolor?, ¿felicidad o alegría?, ¿es bondad o maldad? Estaba en estas reflexiones cuando leí este cuento, y empecé a sentir nuevamente esa gran conexión, que espero que usted también la sienta.
Si quiere recibir algo, tiene que entregar lo mismo.
Se lo presentaré a continuación,
Diego de la Rivera Ruiz

Diego de la Rivera nos hace recordar una serie de conceptos y verdades que estaban, silenciosas, debajo de nuestra piel, inaudibles en la coda de nuestras frases, censuradas en nuestras percepciones y anuladas por un hemisferio izquierdo (racional) avasallante.

EL ESCRITOR Y LAS ESTRELLAS DE MAR

Érase una vez un escritor que vivía en una playa tranquila junto a una colonia de pescadores. Todas las mañanas muy temprano, paseaba por la costanera disfrutando de la vista del mar al amanecer y en la tarde se quedaba en la casa escribiendo.
Un día, caminando por la orilla de la playa, vio una figura que parecía danzar. Al aproximarse, observó a un joven agarrando estrellas de mar en la arena y, una a una, arrojarlas de vuelta al océano.
¿Por qué estás haciendo esto? Preguntó el escritor.
¿No lo ves? Dijo el joven. La marea está baja y el sol está brillando. Si las dejo en la arena, se secarán al sol y morirán.
Muchacho, existen miles de kilómetros de playa en el mundo y cientos de miles de estrellas de mar desparramadas a lo largo de ellos. ¿Qué diferencia hace?

Tú devuelves algunas al mar, pero la mayoría morirá de cualquier forma. El joven tomó una estrella más de la arena y le dijo: observa atentamente esta estrella, presta atención a todos sus detalles, y la arrojó de vuelta al océano. Miró al escritor y le dijo:
Para ésa, yo hice la diferencia.
Esa noche el escritor no logró dormir; tampoco pudo escribir y se fue a pasear por la playa esperando el amanecer.
Por la mañana, aguardó al joven y junto con él comenzó a devolver estrellas al mar.
Me siento muy agradecido y gratamente sorprendido de cómo se suceden las cosas, me entusiasmo con el libro y el libro me entusiasma a mí, es la retroalimentación, esto aumenta aún más mi pasión, mi entrega por mi misión y me inspira a escribir:

EL CAMINANTE

AUTODESCUBRE Y POTENCIA TUS TALENTOS
INVIERTE EN TI MISMO Y DESARROLLA
TU PROYECTO PERSONAL

EL CAMINANTE

AUTODESCUBRE Y POTENCIA TUS TALENTOS
INVIERTE EN TI MISMO Y DESARROLLA
TU PROYECTO PERSONAL

Quiero "El caminante"

Valor del libro: $25.000.-

LOS DOS LIBROS $40.000

HÁGASE EL MEJOR REGALO!!! Lleve los dos libros y tendrá el programa de potenciación de talentos completo.

Menú